• Última modificación de la entrada:20/06/2021
  • Categoría de la entrada:Novela negra
4.5
(4)

Sinopsis:

Hay novelas imposibles de abandonar una vez leídas las primeras páginas. Historias que reinventan el suspense y hacen dudar al lector cada vez que termina un capítulo. En este thriller absolutamente original y adictivo, Mikel Santiago rompe los límites de la intriga psicológica con un relato que explora las frágiles fronteras entre el recuerdo y la amnesia, la verdad y la mentira.
En la primera escena, el protagonista despierta en una fábrica abandonada junto al cadáver de un hombre desconocido y una piedra con restos de sangre. Cuando huye, decide tratar de reconstruir él mismo los hechos. Sin embargo, tiene un problema: no recuerda apenas nada de lo ocurrido en las últimas cuarenta y ocho horas. Y lo poco que sí sabe es mejor no contárselo a nadie. Así arranca este thriller que nos traslada a un pueblo costero del País Vasco, entre sinuosas carreteras al borde de acantilados y casas de muros resquebrajados por las noches de tormenta: una pequeña comunidad donde, solo aparentemente, nadie tiene secretos para nadie.

Nuestra opinión sobre El mentiroso:

Lo que más nos ha gustado de El mentiroso es que nos arrastra desde el principio en un intento de desembrollar una madeja de acontecimientos que van apareciendo poco a poco ante nuestros ojos, haciendo que en ningún momento decaiga el interés.

Sin necesidad de acudir a hechos escabrosos ni tramas complicadísimas, el autor consigue despertar el interés del lector capítulo a capítulo. Y es que en todos ellos van apareciendo nuevos datos que conducen a aclarar el cuadro que nos plantea en la primera página. Poco a poco vamos conociendo a los personajes que acompañarán la búsqueda de la verdad por parte del protagonista, Álex. También ellos tienen su historia que contar que, en determinado momento, converge con la de Alex.


El recurso de la amnesia sólo es utilizado de forma accesoria, sin ahondar en el tema a modo de thriller psicológico. La combinación de ésta con la concatenación de hechos que conducen a resolver los enigmas forman un interesante equilibrio.

El desarrollo de la trama es sencillo, lineal, sin saltos temporales, pero no por ello menos absorbente. Es el fondo lo que cautiva nuestra atención, no los recursos estilísticos, no los precisa para mantener el interés del lector.

La ambientación en el País Vasco también es un elemento a tener en cuenta, ya que, aunque el pueblo al que se refiere –Ilumbe- es inventado, no lo son el resto de escenarios situados en la costa vasca. Concretamente, en los acantilados costeros de Urdaibai, de una belleza conmovedora.

En definitiva, creemos que es una novela muy entretenida, fácil de leer y que puede ser una muy buena opción para leer este verano.

Oferta
El mentiroso, Mikel Santiago
Hay novelas imposibles de abandonar una vez leídas las primeras páginas. Historias que reinventan el suspense y hacen dudar al lector cada vez que termina un capítulo. En este thriller absolutamente original y adictivo, Mikel Santiago rompe los límites de la intriga psicológica...

Sobre Mikel Santiago:

Mikel Santiago nació en 1975 en Portugalete (Vizcaya). Estudió Sociología. Comparte su dedicación a la escritura con su afición a la música (toca en un grupo de rock).

Ha pasado varios años en Irlanda y Países Bajos, por lo que conoce bien estos lugares que aparecen en alguna de sus novelas.

Sus comienzos como escritor se desarrollaron en el ámbito de los relatos y novelas cortas que él mismo publica en la red. En 2014 publica su primera novela en una editorial tradicional.


Obras de Mikel Santiago:


¿Habéis leído la novela? ¿Qué os ha parecido? Esperamos vuestros comentarios y opiniones al respecto, ¡nos encantará leerlas!


¿Te ha sido útil la reseña?

¡Ayúdanos clicando una estrella para valorar!

Promedio de puntuación 4.5 / 5. Recuento de votos: 4

¡Sé el primero en puntuar este contenido!

¡Sentimos que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjanos mejorar este contenido!

¿Cómo podemos mejorar este contenido?

Deja una respuesta