0
(0)

Sinopsis:

La vida de Eva Bruhn gira en torno a La casa alemana, el restaurante tradicional que regentan sus padres y en el que la familia comparte las pequeñas cosas del día a día: desde los entresijos de su trabajo en una agencia de traducción hasta el anhelo de que su novio se decida por fin a pedirle su mano a su padre.
Pero en 1963 va a celebrarse en Frankfurt el primer juicio de Auschwitz, y el destino hace que Eva acabe colaborando con la fiscalía como intérprete, a pesar de la oposición de su familia. A medida que traduce los testimonios de los supervivientes, descubre la inmensidad y el horror de lo que sucedió en los campos de concentración y una parte de la historia reciente de la que nadie le ha hablado nunca.
¿Por qué todos insisten en dejarla atrás? ¿Por qué faltan fotografías en el álbum familiar? ¿Es posible vivir igual cuando se atisba la verdad?

Nuestra opinión de La Casa Alemana:

El interés de esta novela radica fundamentalmente en que explora una parte de nuestra historia reciente poco analizada: cómo viven los descendientes de los alemanes que participaron en el horror del Holocausto el conocer la participación de sus ascendientes en dichos crímenes.

Seguimos así la evolución de la protagonista, Eva Bruhns, desde su total ignorancia a un conocimiento que sacude todo su mundo. Casi 20 años después de que finalizara la Segunda Guerra Mundial, el juicio que se celebra en Frankfurt desvela datos desconocidos para la nueva generación de alemanes. Una ignorancia culpable fomentada por los protagonistas de la barbarie y que sus descendientes deberán aprender a gestionar.

La mayor parte de la literatura que hace referencia a este trágico período de nuestra era escoge la visión de las víctimas que han sobrevivido, los testimonios de quienes fueron testigos directos de tamaña atrocidad e incluso los hay que aportan aspectos documentales que ratifican la  barbaridad llevada a cabo en los campos de exterminio.

Pero es muy escasa la literatura que ponga el foco en la generación posterior, como sí lo hace de manera muy competente La casa alemana. Por ello, aparte de la amenidad de la trama y su encomiable desarrollo, hay que valorar ese ángulo novedoso que plantea, desde el que contemplar esos terribles acontecimientos que han marcado la historia.

Consideramos que es una buena novela que tiene un plus añadido: una mirada lúcida sobre la generación de posguerra, que ha de aprender a vivir con la culpabilidad de lo que hicieron sus progenitores y con el firme anhelo de conocer en profundidad qué sucedió para evitar que se repita.

Si quieres comprarla o hacer un regalo, aquí te dejamos el enlace directo a Amazon:




Sobre Annette Hess:

Annette Hess nació en Hannover en el 1967. Estudió pintura en la Escuela de Artes Visuales y posteriormente se licenció en Escritura escénica en la Universidad de las Artes de Berlín. Ha trabajado como periodista independiente y asistente de dirección, aunque desde 2001, se ha dedicado exclusivamente a su carrera como guionista.

Ha escrito numerosas películas y series de televisión, siendo la autora y creadora de las exitosas series Weissensee y Ku’damm 56/59. Como creadora, está especializada en el pasado reciente de su país, Alemania. Ha sido galardonada por su trabajo con el Premio Grimme y el Premio de la Televisión Alemana.



Obras de Annette Hess:

La casa alemana es su primera novela.

¿Te ha sido útil la reseña?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

¡Sé el primero en puntuar este contenido!

¡Sentimos que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjanos mejorar este contenido!

¿Cómo podemos mejorar este contenido?

Deja una respuesta